Coaching Center
Abr 21, 2019 por: Mary Maroto

Cada Experiencia tiene un Propósito

Cada experiencia tiene un propósito, nuestro crecimiento y reconexión con EL TODO, depende del aprendizaje que tenemos para seguir avanzando y no repetir la misma situación.
En ocasiones se queda la persona viviendo círculos viciosos, continuando en la repetición, hasta poder quitar el velo que le impide moverse a otro plano. ¿Cuánto tiempo? El que uno necesite o requiera, para darse cuenta que ya no es necesario continuar ahí, pues ya se aprendió la lección.
¿Qué impide el darse cuenta?, tal vez costumbre, creencias, miedo, sentimientos de no ser merecedores o querer seguir en la zona conocida.

Image

Quitar el velo es confrontarnos con nuestras acciones, no culpar a los demás de nuestro estar, responsabilizarnos de lo que provocamos, aprender a vernos en todo nuestro Ser. Somos Luz, pero también sombra. Cada movimiento, cada acción que llevamos a cabo tiene una intención, seamos honestos con nosotros, exploremos dentro, para poder ver la intención de nuestros actos. No somos perfectos, somos perfectibles y asumir esta parte de nosotros, nos ayuda a seguir avanzando y contactar con DIOS, con la Energía Divina, con nuestra paz interior, con nuestra sabiduría interna para poder encontrar el sentido de nuestra vida y agradecer cada experiencia que nos ayudó a continuar en el plano de evolución.
Empieza a hacerte consciente de tu estar en el presente con ayuda de tu respiración, de tu consciencia corporal, de tu sensibilización, de tu intención y de tu acción.
Te invito a reconocer tus habilidades, contáctame, yo te acompaño en tu proceso.